ESPACIO PUBLICITARIO
Inicio  >  Blogs
El Universal como página de inicio  |  Agregar a favoritos  |  Ayuda

VIDAPROG
Por JOSÉ ANTONIO GÁMEZ


Suscribirse a este blog

Comerse el mundo

02.07.2016 12:35 PM
Puede no ser casualidad que nuestra civilización se haya convertido en una forma de vida esencialmente gastronómica.  Salud y enfermedad tienden a definirse, con una frecuencia asombrosa, en función de los hábitos alimentarios. La cantidad y cualidad de trastornos relacionados con la comida y el comer, son de una diversidad sorprendente. Por contraste en la práctica médica ordinaria, no se observa una participación intensa de los especialistas en temas de nutrición. Como en otras áreas del conocimiento que afectan la conducta humana, la frivolidad domina en las grandes masas preocupadas por la salud y la comida. De esa forma, la actitud frente a la alimentación se muestra muy influida por todo tipo de teorías e ideas, muchas de las cuales no tienen suficiente basamento científico. Una de esas deficiencias de perspectiva, se presenta en el olvido del carácter omnívoro que tenemos los seres humanos. "Fijándose en la boca humana, uno descubre que está dotada de una amplia variedad de dientes: incisivos, para cortar y roer; caninos, para romper y rasgar; premolares, para esquilar o trasquilar; y muelas, para moler. El tipo de diente que predomina en la boca de un animal se asocia no sólo con su dieta o régimen alimenticio sino también con ciertos rasgos de su temperamento: el nerviosismo del ratón y la languidez de la vaca; la ferocidad del carnívoro, dispuesto a luchar y matar para obtener su comida y la paz y serenidad del herbívoro rumiante. La dentición corresponde, entonces, al ambiente o "perimundo" en el que el animal puede encontrar su comida y sentirse a gusto. En el caso del ser humano está claro que ese ambiente coincide con el mundo mismo, en toda su anchura y largura: la multipotencia y falta de especialización de su dentadura revela que es un ser omnívoro" (Sison, 1999). Continuar leyendo

Eva 90 60 90

25.06.2016 09:53 PM
A ciencia cierta no hay acuerdo en que 90; 60; 90; sean las medidas perfectas para el cuerpo de una mujer. Lo que si podríamos afirmar con algún grado de certeza, es que las medidas que presentó la "Eva primitiva" en su cuerpo, fueron las adecuadas para el desarrollo de la raza humana. Es fácil decir en este caso: "a las pruebas me remito". Con independencia de que haya sido una "Eva africana", o cualquier otra, la protagonista del origen monogenista de los "sapiens", todo parece indicar que en el desarrollo de la raza humana, tal y como la conocemos, mucho tuvieron que ver sus proporciones corporales. Y especialmente su cadera. "De la cadera de Eva se derivan o están en estrecha relación: el bipedismo, la frontalidad sexual, el parto con necesidad de ayuda, la prematuridad, la aguda dependencia y la escasa movilidad de la cría, la necesidad de marcas de identificación visuales y la concurrencia de terceros para el cuidado de una prole extremadamente frágil y dependiente" (Marín, 2013). Conviene tener presente que la corporeidad humana (como parte fundamental de la naturaleza) ha determinado un buen número de los comportamientos culturales a través de las épocas. Desde la generación de un nuevo individuo de la especie hasta más allá de su muerte, el cuerpo del hombre y de la mujer, es testigo fiel de las formas de conducta humana. De la misma manera que la cultura es objeto y sujeto de la persona, el componente material de la naturaleza del hombre –su cuerpo- es sujeto y objeto de los avances logrados por el hombre y de su trasmisión conciente de una a otra generación. En momentos como los actuales en los que la ideología dominante, pretende imponer la superación de las condiciones y características del ser humano, es saludable una consideración del origen de la humanidad tal y como el conocimiento científico nos la presenta. Mucho más, si tenemos en cuenta que: "La aparición de la especie humana plantea problemas nuevos a las hipótesis científicas que intentan explicar la evolución. Se debe esto al hecho, de que el hombre no constituye propiamente una especie animal al modo de las demás. A diferencia de cualquier otra especie, que se define precisamente por su medio o su nicho ecológico, el hombre no tiene medio, sino mundo; un mundo trabado por la palabra y constituido por otros hombres" (López-Moratalla, 2000). Continuar leyendo

Una y otra vez

06.06.2016 07:01 PM
En la historia de la cultura lo sagrado y lo miserable se encuentran una y otra vez. Relacionados por el carácter dramático de la vida humana. La consideración de que lo miserable es cosa sagrada, forma parte de un acervo cultural que marca el principio de la civilización occidental. El hombre moderno,  y el postmoderno no escapan de esta búsqueda de relación entre lo sagrado y lo irremediablemente enfermo. En la práctica clínica ordinaria, una y otra vez se busca el anclaje de lo sagrado, en cualquiera de sus formas de representación. "Los intentos de encontrar justificación a la percepción de lo sagrado de la vida, han marchado por múltiples rumbos. Uno de ellos propone asociar la percepción de lo sagrado con cuatro dominios: el de la religiosidad, que incluye asistencia al culto, frecuencia de oración, historia religiosa, búsqueda y misticismo; otro personal, donde se medirían el propósito de la vida, la autoestima, los apegos relacionales; otro que se configura en la actitud de servicio a los demás; y finalmente uno situacional que incluye la presencia, disfrute y frecuencia a eventos placenteros cotidianos, la reacción frente a lo negativo y los recuerdos positivos de la infancia" (GAMBOA-BERNAL & ECHARTE-ALONSO, 2016). Continuar leyendo

La sanación y la ayuda

14.05.2016 07:27 PM
¿Resulta válido para el médico en la actualidad renunciar a la posibilidad de sanar o curar a sus pacientes? ¿No sería más sincera la actitud del médico que sabe reconocer que solo puede ayudar o acompañar? Inclusive existen situaciones sociales y económicas en las que parece que la actitud más cónsona con el comportamiento honesto, lleva a no asumir ningún tipo de compromiso que pueda desprenderse de una relación personal entre médico y paciente. En nuestro medio es bastante frecuente encontrar el binomio de medicina preventiva y curativa. Sin embargo, se suele olvidar que la relación con el enfermo puede extenderse en el tiempo, especialmente en el caso de las enfermedades crónicas, degenerativas o incurables. En este sentido, cabría acotar la necesidad de ampliar las posibilidades que tiene el profesional de la salud a la hora de acompañar al enfermo. Se debe prevenir, y muchas veces se puede curar. Otras tantas oportunidades el médico ha de estar preparado para acompañar y ayudar, en orden al bien del enfermo. "Si prestamos atención a la etimología latina de la palabra "cura", nos damos cuenta de que tiene que ver con "cor" que significa "corazón" y, según la definición del histórico latino Terencio Varrone (De lingua latina, VI, 46), con "lo que calienta el corazón" (cura, quod cor urat). De ello se desprende que curar –o cuidar– no es más que un modo de amar y, al contrario, la in-curia o el des-cuidar son otras formas de desprecio y de rechazo. La cura, por lo tanto, antes incluso de estar circunscrita a la relación técnico-terapéutica entre médico y paciente, representa una forma constitutiva de cualquier relación entre personas, que presentan siempre a distintos niveles necesidades y heridas. Sobre la base de esta consideración, se comprende mejor como el prestar asistencia a un enfermo exige una serie de aptitudes personales, en parte fruto de competencias, pero en parte atribuible a un actuar virtuoso que reconoce en el otro un sujeto portador de dignidad. Continuar leyendo

El Universal no se hace solidario de las opiniones emitidas por sus usuarios.
Ver reglamento de Blogs de eluniversal.com



José Antonio Gámez

jagamez@gmail.com

Educación:
Médico Cirujano Universidad Centro-occidental Lisandro Alvarado 1995
Magister en Educación Superior Universitaria USB 2005
Master en Bioética Universidad de Navarra 2011
Actualmente, candidato a doctor en medicina por la Universidad de Navarra

Ocupación:
Profesor universitario, Universidad Monteávila desde el año 2000 hasta la fecha
Presidente del comité de admisión de profesores UMA desde el año 2000 hasta el 2011
Director Ejecutivo de la Asociación Civil Salud y Familia desde 2005 hasta 2007
 




Para los usuarios

  • Glosario
  1. BLOG. También llamado bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos de uno o varios autores donde el más reciente aparece primero, con un uso o temática particular, siempre conservando el autor la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente. Existen blogs personales, periodísticos, empresariales, etc.
    BLOGUERO. Autor de publicaciones para formato de blog.
    BLOGOSFERA. Conjunto de blogs agrupados por algún criterio específico (localización, temática, idioma). El término fue acuñado en 2002 por William Quick. (Fuente: www.wikipedia.org).
Selecciona el año

Archivo

Atras
Adelante
fotter clasificadoseluniversal.com Estampas