Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, miércoles 05 de abril, 2006  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Opinión > Noticias
Hoy Esta Semana Nuestras Firmas
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Alberto Arteaga Sánchez // Los malos tratos a los animales

HACE ALGUNAS SEMANAS, en el Correo de Pueblo (12-3-2006), la señora María Estela Díaz denunciaba a un "enemigo de los animales" que según ella se había fijado como macabra tarea la de envenenar a perros y gatos callejeros, en tanto que ella, con sus humildes ingresos y la ayuda de personas amigas, se dedicaba a procurarles su diaria alimentación, instando a las autoridades a evitar estos hechos de crueldad, reñidos con los nobles sentimientos del pueblo.

Al respecto, interesa señalar que nuestro viejo Código Penal respondiendo a la tradición de preservar valores que sirven de sustento a una sociedad más humana, solidaria y respetuosa de los seres que Dios ha puesto sobre la tierra, sanciona como hecho punible, a título de falta, los malos tratos a los animales, indicador de la violencia presente en las más deplorables conductas hu manas.

DE ESTA MANERA, el artículo 537 del Código Penal sanciona con multa hasta por cien unidades tributarias (hoy tres millones doscientos sesenta mil bolívares) a quien "cometa crueldades con los animales, los maltrate sin necesidad o los somete a trabajos manifiestamente excesivos" y con la misma pena castiga a quien "solo con un fin científico o didáctico, por fuera de los lugares destinados al estudio o enseñanza, haya sometido a los animales o pruebas o experimentos (sic) que causen disgusto a las personas que las presencien". Sin duda, se trata de una norma penal que sanciona la ofensa al sentimiento de piedad que debe tener todo humano con los seres que lo rodean, en particular, con los más indefensos; y expresa el rechazo a cualquier forma de crueldad o de conducta despiadada hacia otros seres, recogiendo como máxima que el mal trato a los animales sencillamente constituye el termómetro de la capacidad de dañar que podamos albergar los hombres.

MALTRATAR A LOS ANIMALES implica hacerlos sufrir, por acción o por omisión, ocasionarles daños fí sicos absolutamente innecesarios como expresión del comportamiento insensible de quien lleva a cabo esta repudiada conducta. Y someterlos a trabajos excesivos, supone que al margen de razones de verdadera necesidad, por simples caprichos utilitarios o por curiosidad, se someta a los animales a cargas que no pueden sobrellevar, por su propia condición física, por razones de edad o por enfermedades que padezcan.

Igualmente, el código sanciona a quien, con fines científicos o didácticos, somete a los animales a pruebas o experimentos que ocasionen disgusto al público, castigando, por tanto, penalmente, los experimentos o pruebas de interés científico sobre animales que se lleven a cabo en lugares públicos no destinados a la enseñanza o a la investigación y que susciten la repugnancia y el rechazo de quienes presencien el hecho.

ESTA DISPOSICION del Código Penal venezolano vigente pone de manifiesto la importancia que nuestras normas le dan al sentimiento de piedad y amor a los animales y el repudio a conductas crueles hacia ellos.

Por otra parte, también sanciona el Código Penal como delito, con arresto de 8 a 45 días pero, en este caso, como protección a la propiedad los daños a animales ajenos, esto es la muerte o inutilización de éstos, sin que medie la necesidad de reaccionar ante un peligro y siempre que ello sea intencional y no culposo o casual como lo sería el atropello de un animal conduciendo sin las precauciones debidas o siendo ello imprevisible o inevitable disminuyéndose la pena si el perjuicio es ligero.

arteagasanchez@cantv.net

 

Más artículos de esta firma
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007