Mapa del sitio
Daily News
Búsqueda avanzada
ClasificadosUsuariosAnunciantes
Caracas, lunes 20 de junio, 2005  
404 Not Found

404 Not Found


nginx
Principal > Nacional y Política > Noticias
 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
ENTREVISTA / Jorge Valero dice que Venezuela es líder dentro de la Organización
"Nosotros deseamos que Cuba regrese a la OEA"

El embajador Valero conversó con Insulza sobre el reingreso de Cuba a la Organización de Estados Americanos
(Foto Oswer Díaz Mirelles)
Artículos relacionados
El embajador venezolano ante la OEA, quien consultó la idea con el Secretario General, piensa que a la mayoría de los países miembros del foro "le gustaría" el reingreso de la isla a 44 años de su expulsión

ROBERTO GIUSTI

EL UNIVERSAL

En el Hilton, donde reside y recibe, durante su estadía en Caracas, Jorge Valero no oculta la satisfacción de haber logrado lo que considera un éxito diplomático del gobierno de Chávez, una vez finalizada la Asamblea General Extraordinaria de la OEA. Pero, advierte, no hay que hacerse ilusiones y si la propuesta, formulada por los EEUU, del monitoreo democrático, no pasó tal cual lo esperaban sus propulsores, Valero no vacila en reconocer que tampoco la OEA "se va a convertir, de ahora en adelante, en expresión de la lucha de los pueblos".

_¿No salió la OEA de Fort Lauderdale convertida en un organismo anti Estados Unidos?

_No, porque, entre otras razones, nadie se lo ha planteado así. Ni siquiera Venezuela.

_¿Ni siquiera Venezuela?

_Ni siquiera. Venezuela plantea una OEA en la que se refleje la diversidad de intereses, opciones políticas y preocupaciones que mueven a los 34 países miembros del foro. Lo que la OEA no va a ser es instrumento de los Estados Unidos o un sindicato de colonias. Ya está dejando de serlo. La OEA, al amparo de la doctrina de la democracia representativa, incurrió en incalificables tropelías históricas.

_¿Incluye usted en las tropelías al mandato de Gaviria?

_A Gaviria le correspondió una situación de tránsito, la fase del final del período en el cual el predominio de los Estados Unidos era notorio. El se movía en esos parámetros . A Insulza le corresponde iniciar un tiempo en el que está cambiando la naturaleza de la OEA, si por tal cambio registramos la configuración de una nueva agenda.

_¿Cuáles son, en específico, los puntos de esa nueva agenda?

_En doctrina democrática están apareciendo visiones asociadas a la democracia participativa, con lo cual no quiero decir que esta noción de democracia representativa haya sido desmontada, porque, a pesar de corresponderse con los tiempos de la guerra fría, está consagrado, todavía, en la Carta de la OEA. De manera que cuando llega alguien y propone una discusión de conceptos se responde que ese es un concepto consagrado y por tanto debe mantenerse per se.

_Es decir, que usted no ha tenido éxito en el intento de consagrar la denominada "democracia participativa".

_Ese es uno de los retos que tienen los países empeñados en plantear cursos políticos renovadores. Ir en contra de la corriente y de los conceptos consagrados. Nosotros contribuimos a la discusión y hemos logrado que la dimensión participativa de la democracia comience a ser evaluada. A Insulza le toca administrar políticamente estos cambios y colocarse en el centro, ser articulador de diversos intereses y no responder a los particulares de ningún país.

_¿Es ese un deseo o una realidad ante un Secretario General sobre quien, dijo usted,""no hay que hacerse muchas ilusiones"?

_Y lo sigo diciendo. No hay que hacerse muchas ilusiones con Insulza, si por ilusiones entendemos la pretensión, que no la tenemos, de que se convierta en representante de la revolución bolivariana en la OEA. No lo puede ser, obviamente, pero tampoco puede convertirse en representante de los intereses de los Estados Unidos. El tiene que jugar al equilibrio. Y esa es nuestra esperanza. Por eso lo apoyamos.

_¿Respondía Gaviria a los intereses de los Estados Unidos?

_Con Gaviria tuvimos, al final, un desencanto, porque no actuó en forma ecuánime y ponderada. Hubo momentos en los cuales se movió más en los marcos de los intereses del Departamento de Estado que en los de los intereses plurales de la Organización.

_¿A qué casos en concreto se refiere usted?

_Me refiero al caso del referendo revocatorio.

_Pero Gaviria avaló los resultados del Revocatorio.

_El estuvo en desacuerdo con el informe que presentó la OEA. Es una cosa verdaderamente insólita porque se trataba del informe oficial presentado por Valter Pecly Moreira, quien era el jefe de la misión de observación electoral y fungía como el vocero de la OEA.

_Hombre muy cercano a Lula.

_Esa delegación estaba conformada por 70 técnicos y expertos en la materia y no sólo de la OEA, quienes montaron una estructura sin precedentes en las misiones electorales del organismo. Se trataba, prácticamente, de un CNE paralelo y sus resultados presentaron una diferencia de apenas 13 décimas con los oficiales. Eran tan concluyentes que Carter debió reconocerlo, pero Gaviria tuvo dudas y por eso digo que el nuevo Secretario General de la OEA debe ser ecuánime, incluso _y se lo dijimos_ en el diferendo entre Chile y Bolivia. El nos respondió que así sería.

_¿Se ha convertido Venezuela, dentro de la OEA, en líder de una tendencia que no puede ser desechada a la hora de tomar decisiones?

_Sí. Venezuela juega un papel muy destacado, sin pretensiones indeseables. Con esto no queremos herir susceptibilidades de países hermanos. Pero ciertamente se reconoce que Venezuela juega un papel muy importante.

_De líder.

_Sí. Ciertamente. No hay que negarlo. Pero lo que ocurre en la OEA no depende únicamente de la posición venezolana. Los resultados que se obtuvieron en la Asamblea General no hubieran sido posibles si no se logra articular una gran alianza entre países latinoamericanos y caribeños. Y nosotros trabajamos arduamente en esa dirección.

_Ahora, manejar poder significa no sólo hacer propuestas sino lograr objetivos. Entre estos últimos, ¿no estaría el reingreso de Cuba a la OEA?

_Nosotros deseríamos que Cuba vuelva a la OEA. Sobre este tema conversé con el doctor Insulza hace pocos días. En el entendido de que él está asumiendo la responsabilidad, y que por razones obvias no tiene por qué conocer todas las interioridades del organismo, le sugerí que se pusiera en las actas que dan cuenta sobre el debate que celebramos con motivo de una propuesta del Departamento de Estado para convertir a la OEA en punta de lanza contra Cuba y el gobierno cubano. Una mayoría de 18 países no acompañamos la propuesta y 17 tuvieron dudas en acompañarla. Pero lo más importante de ese debate fue que predominó una idea según la cual la OEA debía intentar una aproximación constructiva hacia Cuba y encontrar salidas de cooperación.

_¿En qué áreas?

_Terrorismo y lucha contra el tráfico de drogas, temas en los cuales el gobierno cubano tiene experiencia comprobada. Y eso es así porque casi todos los gobiernos agrupados en la OEA tienen relaciones diplomáticas con Cuba.

_¿Quiere decir eso que sería factible que un número suficiente de países se pronuncie a favor del reingreso de Cuba?

_Tengo la impresión de que hay una mayoría de países a los que le gustaría la presencia de Cuba en la OEA. Ocurre, sin embargo, que este tema tiene el otro componente: Cuba. Y la situación es muy sui generis porque el propio presidente Fidel Castro ha dicho que no están interesados los cubanos en formar parte de la OEA. Cuba tendría que hacer la solicitud, a menos que la OEA decidiera desmontar la afrentosa decisión, tomada en 1962, de excluir a la isla del organismo. En consecuencia, no veo que esté planteado en el corto plazo ese retorno porque el propio gobierno no lo desea.

_¿No será que no lo desea porque no cubre las exigencias contenidas, por ejemplo, en la Carta Democrática?

_El presidente Fidel Castro considera que la OEA no ha cambiado lo suficiente y que está anclada en los intereses norteamericanos. Criterio que nosotros compartimos.

_El problema es que Cuba tiene un gobierno no democrático, reprobado en materias como el respeto a los derechos humanos. ¿Cómo aprobar el reingreso sin violar la Carta Interamericana Democrática?

_En la OEA se está abriendo paso la idea de que la democracia tienen diversidad de formas. Por cierto que en esta materia el organismo está en déficit con las Naciones Unidas, que ha aprobado resoluciones muy importantes sobre la necesidad de admitir que la democracia no tiene un modelo único y que, por lo tanto, no puede ser exportado.



 
404 Not Found

404 Not Found


nginx




 
Imprimir Enviar por correo  |  Disminuye letraAumenta letra
 
Contáctenos | Política de privacidad | Términos legales | Condiciones de uso
Búsqueda avanzada
Copyright @ Diario El Universal C.A. 2007